Publicaciones

El cooperativismo de trabajo en la Argentina: contribuciones para el diálogo social

Este documento es un valioso aporte de la OIT en cuanto a la presentación de la manera en que las… Leer más

Autor:
Fecha de Publicación:
Categoría/s: Novedades.
nostri-imago

Este documento es un valioso aporte de la OIT en cuanto a la presentación de la manera en que las formas asociativas desarrollan políticas y programas gubernamentales; las distintas tipologías que pueden adquirir; cómo se relacionan  entre ellas; cómo se las reglamenta; y cuál es el rol que le cabe a los sindicatos, ONGs, movimientos sociales y al mundo académico en nuestro país, para que no se desnaturalice la función social de las cooperativas de trabajo.

El objetivo del documento consiste en identificar los principales actores del campo del cooperativismo de trabajo en la Argentina y precisar a través de sus problemáticas el contenido que permite sostener la noción de diálogo social, de acuerdo con la percepción que manifiestan las distintas partes involucradas, tanto en ámbitos e instituciones gubernamentales como en la sociedad civil.

Con la finalidad de elaborar un mapa se precisó el posicionamiento y situación relacional de los actores públicos y privados involucrados y se indagó sobre su percepción como factores estratégicos, según los espacios que ocupan (formales o informales).

A partir de esta caracterización se reconocieron los distintos niveles de actuación y la naturaleza de las actividades desarrolladas, para dar cuenta –a la vez– de las modalidades de interacción prevalecientes (cooperación, competencia) y de las características e intereses principales, en especial las expectativas con respecto al diálogo social en cuanto a sus contenidos y a las prioridades e impacto potencial de su participación en este proceso.

El estudio permite destacar la relevancia de un diálogo social articulado en torno al concepto y los principios del trabajo decente postulados por la OIT. Este diálogo se plantea como un proceso dirigido a los principales actores involucrados en el cooperativismo de trabajo, al gobierno y los sindicatos; y se estructura en función del conjunto de temas de interés identificados, diferenciando las cuestiones propias del diálogo social de aquellas relativas a un diálogo civil en el que se incluye a los movimientos sociales, organizaciones no gubernamentales y universidades.

Los comentarios han sido cerrados.