Publicaciones

Tendencias Mundiales del Empleo 2012. Prevenir una crisis mayor del empleo.

Autor:
Fecha de Publicación:
Publicaciones

De acuerdo al informe de la OIT, el mundo se encuentra ante el desafío de crear 600 millones de puestos de trabajo en el próximo decenio. Además, el reporte señala que la crisis castiga con especial dureza a los jóvenes. Así, en 2011, 74,8 millones de jóvenes en edades comprendidas entre los 15 y los 24 años estaban desempleados, 4 millones más que en 2007. La tasa de desempleo juvenil mundial, sigue situada en un punto porcentual por encima del nivel anterior a la crisis (12.7%). A escala mundial, los jóvenes tienen casi tres veces más probabilidades de estar desempleados que los adultos. Además, se estima que 6,4 millones de jóvenes han perdido las esperanzas de encontrar trabajo. En los países en desarrollo, es excesiva la proporción de jóvenes entre los trabajadores pobres.
El informe resalta que el debilitamiento de la participación en la fuerza de trabajo enmascara una situación de desempleo mundial aún peor, ya que en el mundo en su conjunto, la fuerza de trabajo contaba con casi 29 millones de personas menos de las que dejaban predecir las tendencias anteriores a la crisis. Si todos estos trabajadores potenciales estuvieran disponibles para trabajar y buscaran empleo, el número de desempleados superaría los 225 millones, o alcanzaría una tasa de 6,9 %, en comparación con la tasa actual de 6 %.
Se suma además, que la economía mundial ha reducido drásticamente su capacidad para crear nuevos empleos. A escala mundial, la relación empleo-población cayó en picada durante la crisis, pasando de 61,2% en 2007 a 60,2% en 2010.
Otro dato alarmante, es que a nivel mundial, se estima en 1.520 millones el número de trabajadores en situación de vulnerabilidad en el empleo en 2011, un incremento de 136 millones desde 2000, y de casi 23 millones desde 2009. La proporción de mujeres en situación de vulnerabilidad laboral es del 50,5 por ciento, y excede a la de los hombres (48,2 por ciento).
La recuperación que comenzó en 2009 ha sido efímera y superficial. Desde el tercer trimestre de 2011, las penurias macroeconómicas de algunas economías avanzadas han empeorado, pues las inversiones y la creación de empleo en el mundo se han mantenido bajas.
Por último, el reporte indica que para poner coto a la prolongada recesión del mercado laboral y situar la economía mundial en una vía de recuperación más sostenible se necesitan varios cambios de política. El recurso simultáneo al gasto público financiado con el déficit y la flexibilización monetaria del que se valieron muchas economías ya no es una opción viable para todas ellas. Es necesario centrarse en la economía real para apoyar el crecimiento del empleo. La desaceleración de la actividad económica mundial y el empeoramiento de las finanzas públicas se han caracterizado por el titubeante crecimiento del empleo y la consiguiente debilidad del crecimiento de las rentas del trabajo.
Las medidas de apoyo público por sí solas no bastarán para impulsar una recuperación sostenible del empleo. Los formuladores de políticas deben actuar con determinación y de modo coordinado, a fin de reducir el temor y la incertidumbre que obstaculiza la inversión privada, para que el sector privado pueda volver a poner en marcha el motor principal de la creación de empleo.
Para que los conjuntos adicionales de medidas de estímulo sean efectivos, no deben aumentar más la deuda pública, porque pondrían en peligro la sostenibilidad de las finanzas públicas. En tal sentido, un gasto público completamente acorde con los incrementos de la renta puede servir de estímulo a la economía real, gracias al multiplicador del presupuesto equilibrado. En épocas de demanda titubeante, ampliar el papel de los gobiernos en relación con la demanda agregada ayuda a estabilizar la economía, y establece un nuevo estímulo, incluso si el incremento del gasto se ve complementado plenamente por aumentos simultáneos de los ingresos tributarios. Tal como se señala en el presente informe, los multiplicadores de presupuesto equilibrado pueden ser de gran magnitud, en especial en el entorno actual de masiva infrautilización de la capacidad y elevadas tasas de desempleo. Al mismo tiempo, el equilibrio del gasto con unas rentas más elevadas permite mantener lo suficientemente bajo el riesgo presupuestario, y satisfacer así a los mercados de capital. Por consiguiente, es posible que esta opción de política no afecte a los tipos de interés; ello propiciaría la total efectividad de las medidas de estímulo en la economía.

Título en otro idioma: Global Employment Trends 2012
Cantidad de páginas: 127 p.
ISBN: 978-92-2-324925-0
URL de la fuente: http://www.redetis.org.ar/media/document/oit_tendencias.pdf
Año de publicación: 2012
Ciudad/País: Ginebra
Autores/Instituciones: OIT
Idioma principal: spa
Otro idioma: eng
Formato del documento: E
Tipo de documento: Documento

Deje una Respuesta.